Mitologías revisitadas -3

AÑADIR A FAVORITOS

Teseo

Días y noches y años dando vueltas con la espada oxidándosele en la mano buscó al monstruo en el Laberinto y murió de hambre y fatiga sin que llegara a saber que allí no había más monstruo que el mismo Laberinto.