Hora de hablar de las ballenas

AÑADIR A FAVORITOS

 

He empezado a escuchar a las ballenas

 

Al principio parecen simplemente gruñidos

ruidos como de máquinas inútiles

 

una especie

de andamiaje de sonidos sin mayor propósito

que quitarnos el sueño por las noches

 

Después son las ballenas

que navegan por las cañerías del edificio

 

Con el tiempo he llegado a identificarlas

las primeras siempre son las madres. Enormes

mamíferos sin pelos surcando las cañerías en busca de alimento

 

Las ballenas

–he decidido

son siempre

o casi siempre

seguidas por sus crías

 

estas emiten sonidos más pequeños

murmullos casi

en los que uno podría identificar el juego o el miedo

 

Y después las ballenas se apresuran a amansarlas

 

Noche a noche

por las tuberías. ~

 

Este poema pertenece al libro Canción de Vic Morrow, que será publicado por Ediciones Trea próximamente.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: