El caso Paulette (1)

AÑADIR A FAVORITOS

Seguir el caso de Paulette a través de las declaraciones de las autoridades, los reportes de los medios de comunicación y las redes sociales ha sido como sumergirse en la tradición telenovelesca mexicana y estar frente a un melodrama en capítulos –con sus espacios para la publicidad– que abusa del suspenso para mantener el interés de la audiencia. Y nosotros, la audiencia, nos vemos arrastrados a lo largo de una interminable trama de odios e intrigas, esperando –supongo– que al final todo el drama tenga un fin pedagógico o por lo menos justiciero.

Los involucrados

• Paulette Gebara Farah

• Maurico Gebara y Lisette Farah, los padres.

• Érika y Martha Casimiro Cesáreo, las nanas.

Personal movilizados por la PGJEM

• Alberto Bazbaz, Procurador del Estado de México.

• Alfredo Castillo, Subprocurador de Cuautitlán Izcalli, encargado del caso.

• Víctor Magaña, titular de la Policía Ministerial, lideró a un grupo de 15 agentes asignados a la investigación.

• Mario Carrasco, jefe de Servicios Periciales, realizó trabajos de rastreo de huellas dactilares, localización de rastros de sangre y pruebas de polígrafo.

• 15 agentes del Ministerio Público, 100 ministeriales, 23 peritos de diversas especialidades (criminalística genética, química, criminología, video, informática, fotografía y poligrafía) y perros entrenados.

Con este personal…

• Se analizaron los equipos y las grabaciones de 16 cámaras de vigilancia instaladas en el edificio y el fraccionamiento.

• Se realizaron “por lo menos” 32 entrevistas con parientes de la menor, empleados domésticos, personal de vigilancia, vecinos y amigos de la familia.

• Se efectuaron 66 inspecciones ministeriales, 53 de ellas en departamentos del conjunto habitacional Porto Vita, 12 en diversos domicilios del área conurbana del valle de México y seis en municipios mexiquenses.

• Se catearon 11 casas en el Estado de México. Durante estos cateos fueron utilizados perros entrenados especialmente en la búsqueda y rastreo de personas.

Sinopsis

Paulette Gebara Farah es la niña de 4 años con discapacidad motriz y verbal que desapareció misteriosamente de su habitación la noche del 21 de marzo. Diez días después, tras una intensa campaña en medios de comunicación y redes sociales y cientos de agentes policiales buscando a la niña, Paulette aparece muerta en la misma habitación, al pie de su cama “entre el colchón y la estructura que lo contiene”.

Capítulo I

La desaparición

Domingo 21 de marzo

De acuerdo con Maurico Gebara y Lisette Farah, padres de Paulette, la noche del 21 de marzo Paulette y su hermana mayor regresaron de un viaje de fin de semana en Valle de Bravo con el padre. “Mi esposa nos recibe en el lobby, le entrego a las niñas, a Paulette obviamente en brazos; las entregué en el lobby y desde ese momento a las dos niñas les perdí la visibilidad”, narró el padre. Sobre esa misma noche la madre declaró: “Metí a Paulette de 4 años y a su hermana mayor a la casa y las cambié, arropé y les di la bendición para que se durmieran; al siguiente día la más pequeña no estaba en su cuarto”.

Lunes 22 de marzo

Ericka, la nana, fue al cuarto de la niña para despertarla y llevarla a la escuela. La niña no estaba en su habitación, no había cerraduras forzadas ni nada que indicara que alguien había sacado a la niña por la fuerza. Comenzó la búsqueda.

Lisette Farah, en entrevistas posteriores, reconstruyó lo sucedido esa mañana: “A las 8:15 de la mañana la nana me dijo ‘Oiga, señora, la niña no está en su cuarto’. ‘Pues búsquenla en la casa, no se puede salir sola’. Me paré en ese instante y, dije, voy a buscar yo en el cuarto. Empecé a gritarle, la busqué, saqué, me metí, bajé a buscarla debajo de la cama, en todos los cuartos y no aparecía la niña […] Cuando no encontramos a la niña, pensé que se había salido, pero que estaba en el edificio. Salimos a buscarla en las áreas comunes, yo me quedé en el departamento buscándola, después nos encontramos en la alberca, estaban quitando la cubierta y ahí no estaba […] La buscamos en barrancas, con los vecinos, con la seguridad del edificio y entonces es cuando decidimos llamar a las autoridades [Procuraduría General de Justicia del Estado de México]”.

Martes 23 – Miércoles 24

No hay información en medios relacionada con estos dos días. De un reportaje dado a conocer por Televisión Azteca se desprende que dos días después de la desaparición de Paulette, Lily Téllez, reportera de esta televisora, entrevistó a la madre en la habitación de la niña. Un día antes de esta entrevista, en esa misma cama, había dormido Amanda de la Rosa, amiga de Lisette. Y es aquí cuando los fanáticos de CSI preguntan ¿Por qué no se aseguró el cuarto de la niña de donde se supone había sido secuestrada? ¿Y las huellas, las muestras de cabello, de ADN?

Capítulo II

La Búsqueda

Jueves 25 de marzo

Se colocaron decenas de mantas en lugares públicos con la imagen de Paulette y se hicieron públicos un teléfono y un correo electrónico para recibir información sobre la niña. Este día la madre arrancó una intensa campaña en medios de comunicación. De manera simultánea se formaron varios grupos en Facebook y Twitter relacionados con la noticia. A las 13:21 se colocó el primer mensaje en el grupo de Facebook “Ayúdanos a encontrar el Paulette”. El mensaje decía: “Que la imagen y la descripción permitan tener acceso a Paulette”. En pocas horas los miembros del grupo se organizaron para enviar mensajes masivos con la imagen de la niña. Las opciones para ayudar en la búsqueda y la viabilidad de la misma se discutían dentro del grupo: “Imprimamos copias y peguémoslas en las paradas de los micros”, “Dejémoslo en manos de Dios” ó “Les dejo el número de una vidente: 5555 9988 se llama Gina y está en D.F. (es muy buena por cierto)”.

Curiosamente, la otra noticia del día fue que Gael García Bernal, Yordi Rosado, Ludwika Paleta y Javier Solórzano hicieron caso al llamado de ayuda de los padres y retwittearon la información. En Twitter el hashtag #paulette apareció hasta 350 veces por minuto. Todo un trending topic.

Viernes 26 de marzo

Salieron las primeras entrevistas en radio y las primeras cápsulas televisivas en las que la madre narraba la desaparición de Paulette. Después de ver a cuadro a Lisette un rumor empezó a recorrer las redes sociales: “Se ve muy tranquis para haber perdido a su hija”, “Yo estaría hecha un mar de lágrimas”. La audiencia en busca de catarsis enfrentaba su primera decepción: Lisette Farah no jugaba el rol de madre sufrida y en lugar de regalarnos el esperado y desgarrador drama materno, o por lo menos algunas lágrimas que permitieran las siempre codiciadas tomas de rimel corrido, la mujer habló con tranquilidad y sin congoja. Y no sólo eso, sino que se refirió a Paulette como “la niña” y no como su “hijita/nena/tesoro” y sugirió una explicación desafortunada a la desaparición de Paulette “como Harry Potter, ¿o qué?

Al mismo tiempo Pamela Jean, tía de la niña, ofrecía una entrevista a la revista Quién: “la familia está muy mal, la incertidumbre es el peor castigo, pues no se sabe si está bien o en dónde está, no han pedido rescate… esa incertidumbre te oprime el alma”. Quién no perdió la oportunidad de señalar dentro de la entrevista publicada un dato histórico no crucial pero sí publicitario: “Pamela Jean fue una de las Niñas Más Guapas de la revista Quién en 2007 y es tía de Paulette”.

Sábado 27 de marzo

La procuraduría de Justicia del DF informó que el Centro de Atención para Personas Desaparecidas y Ausentes recibió un oficio de colaboración para la ubicación de la niña. El titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito federal (PGJDF), Miguel Ángel Mancera Espinosa, confirmó que estarían en coordinación con el Procurador del Estado de México, Alberto Bazbaz. La nómina de especialistas aumentó sin resultados tangibles.

Adriana Esthela Flores, reportera de Milenio Televisión, entrevistó a Lisette Farah en la habitación de Paulette. De acuerdo con Carlos Marín, Lisette sugirió a Adriana sentarse en la parte del colchón a cuyos pies, cuatro días después, fue descubierto el cuerpo de su hija.

Domingo 28 de marzo

El procurador de justicia del Estado de México Alberto Bazbaz descartó que Paulette hubiera sido secuestrada: “Quien haya sustraído a la pequeña no era ningún intruso”.

[Continuará…]

– Cynthia Ramírez